23 ene. 2010

Benvinguts al Llençolet!

Pues eso, finalizadas mis vacaciones, toca el primer día de trepa. Para la toma de contacto decidimos hacer deportiva por la zona de Collbató.

Había quedado con Juan, Danny en la entrada del pueblo, para almorzar y esas cosas. Digamos que para la primera toma de "contasto". Hoy por mi parte no había prisa, peso Juan sí que tenía que estar a media tarde de regreso.

La decisión de la zona de escalada fue de Juan, y como ni Danny ni yo la conocíamos, pues que para allá que fuimos. Sector Bestiari Musical, el Llençolet.

La aproximación es de unos 30 minutos, de pasos de II con algún III con alejes en los seguros. Pensando que el ensamble no es propicio por el tema de matorral bajo, decidimos jugárnosla sin encordarnos. Los reposos son buenos, en alguna ocasión es imprescindible el beber un poco. El día estaba algo nublado pero se dejaba querer. A mitad de aproximación, intercambié mi mochila con la de Danny, ya que a partir de ese momento era el encargado de abrir vía.

Juan y Danny, esperando que le de el sol a El LLençolet (detrás)

A unos 20m del sector, decidimos hacer un reposo de unos 10/15 minutos a la espera de que el sol hiciera presencia en la pared. Pero no fue así. Reiniciamos la ascensión buscando ahora la canal de acceso al sector, en la que deberíamos hacer uso de unos pasamanos, puesto que la cosa se pone fina. El cansancio y la dificultad de los últimos metros, hicieron que estuviéramos a punto de renunciar al ascenso a la cima, a la ubicación del sector. La motivación hizo acto de presencia y al final llegamos al sector Bestiari Musical - El Llençolet.
Habíamos oído hablar de que el sector estaba poco equipado y con alejes en los seguros intermedios, con lo que inicié la primera vía (Tatanet, V 30m), con un poco cague. Tengo que reconocerlo. La roca estaba fria, por lo que fue necesario colocarme los guantes de invernal a mitad de pared, al menos hasta que el sol empezara a asomar en las vías. La vuelta de vacaciones no estaba siendo de lo más divertida. Los alejes, la falta de seguros y el frío, hicieron que tuviera que hacer varios reposos en el transcurso de la ascensión.

JM en Tatanet, 5b, cuidadín con los alejes eh, parabolt cada 50cm!!!

Danny en Tatanet, 5b

El siguiente en la vía fue Juan, del que tengo que decir que es un valiente. En manga corta y sin guantes, afrontó la vía y llegó a encadenarla con solo 16 paradas. Eso si, en cada una de ellas nos iba dando su opinión sobre el factor "miedo" y el factor psicológico en esto de la escalada. Al final de la vía, los tres recibimos un diplomilla, firmado y todo. Ya somos titulados. Solo tengo que decir, oleeeee!

Cuando Danny afrontó la vía, el sol casi cubría la totalidad de la pared, por lo que su ascenso fue más fácil. Tan sobrao que va el tío, que a mitad de vía tuvimos que decirle que destrepara, que se había olvidado de encordarse. Es que el chaval se está motivando para afrontar la Arcarons, allá por el mes de febrero.

La siguiente vía en vernos subir fue la Escarabat Bum Bum. Ya con sol y con la titulación psicológica las cosas se ven de otra manera. Ningún problema. Y también porque el grado baja, hacía más viento que antes.

Juan en la 1 (Oques descalces), 5c

Decidimos cambiar de tercio y afrontar las vías 1 y 2, que no tienen nombre (pobrecillas ellas, con lo majas que son!). El primero en el pegue fue Juan, o eso creo. Debido a la altura ya me falla la memoria. Hay una placa a la izquierda de la vía 1 que está diciendo, tirameeeeeee! Pero no lo hicimos. Somos buena gente y la dejamos para otro que se atreva. Los tres empezamos por la 1 y a la altura de la placa, nos cambiamos a la 2. Hemos bautizado la travesía como la Travesía Pureta, de IV+. Para finalizar la vía, ascendimos por la vía 2 hasta la R o descuelgue.

Para finalizar el día, probamos la vía 2. A nuestro gusto, un poco salada y con demasiadas especies en la salsa. En mi caso no fui capaz de subir. Mis brazos a lo Popeye no cabían en las fisuras, por lo que fue mejor abandonar que tirar la pared abajo. Danny es un campeón. Después de verme a mí como sacaba los pasos, va y la saca él. Fue capaz de encadenarla. Eso no vale. Así no juego. De Juan que voy a decir. Es muy majo y muy listo él. Con la excusa de que se tenía que marchar se quería pirar el tío. Al final le convencimos y "pa riba" como un tiro. Claro, que con los gemelos que me lleva cualquiera subiría.

Juan en la 2 (Gat i puça), 6a+

Danny en la 2 (Gat i puça), 6a+

JM en la 2 (Gat i puça), 6a+

Nos quedaron cuatro vías por hacer, pero las dejamos para poder volver otro día con Danny. Ha salido de allí con ganas de volver. Le gustó mucho. Tanto que se quería dejar un calcetín para tener la excusa perfecta.

Y eso fue todo. Juan se fue antes porque al final lo de estar a las 16:30 en casa era verdad. Se había fugado de casa y la mujer no lo sabía. A las 17:00 ella regresaba del trabajo. Danny y yo nos quedamos a comer el bocata de verde que había preparado. Creo que era alfalfa. No estoy seguro, mi memoria me falla.

La tarde se quedaba guapa para trepar. Cuando nos fuimos se quedaba otro pureta, como nosotros, enseñando esto de la escalada a dos jóvenes. La savia nueva.

Hoy, un día más, la buena compañía hace que sigas teniendo ganas de salir y de sentirte vivo, haciendo esto que es lo que nos gusta.

Buscando por la red al final, encontramos los nombres de las vías 1 (Oques descalces, 5c) y 2 (Gat i Puça, 6a+)

2 comentarios:

  1. No no no, de la Arcarons no quiero saber na, que eso es pa los lolos, lease Albert y Luisin, que si hay que ir a hacerles fotos y asegurarles pues se va, pero poco mas, jur jur!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la piada, y muy divertida! Que estais en forma, que se nota, pero para la Arcarons no hay que estar sólo en forma, hay que estar un poco locos!

    ResponderEliminar